jueves, 24 de septiembre de 2009

Apatía estado de ánimo zen que jamás llegaré a alcanzar.

Que puede pasar por mi loca cabeza, cuando me siento culpable por matar accidentalmente a una hormiguita, pienso en el gran riesgo que ha corrido por salir a proveerse de alimentos para el largo invierno. Y sus pobres larvitas que harán ahora sin su mami, ¡claro que es hembra! no lo dudéis ni un momento!, los hormigos estarán en el hormiguero jugando a la play o fumando puros en su club de alterne favorito, con lindas hormigas rojas en tanga.

Quien debe diseñar los tangas de las hormigas rojas. Hormigo Armani o hormiga Karan.

Una vez monté un partido político, era época de elecciones y en clase aprovechamos para vivir la experiencia. Nos hacíamos llamar PXM (Pasotes Xules Mallorquines). Ahí mis compañeros de cole me demostraron que vivíamos en un país de Pandereta y personajillos, ja ja ja, mi discurso estrella, fue reírme a carcajada limpia en la clase de octavo. Curiosamente ganamos las elecciones por más votos que alumnos censados.

Siempre he pensado que daría el pego en la política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario