sábado, 3 de octubre de 2009

15% en bebés.

Esta es la frase del asunto de un mensaje del centro comercial de BANDERA. Vale soy consciente de que el centro comercial no vende bebés, o sí?

A mí siempre me ha apetecido tener un bebé, aunque también me encanta llegar a casa y tumbarme en el sofá.

Supongo que si el centro en cuestión me lo vende y me da la opción de devolverlo en un mes, me pueda plantear el acceder a él. Jopetas y ese 15% de dto. me tienta mucho!!!

Realmente es una ventaja para todo el mundo que no estemos en la sociedad americana, allí seguro que algún listillo, intentaría utilizar este error para así poder sacar pasta.

Iría al centro a por un bebé i al ver que no se lo daban, pues derechito al primer tribunal girando a la izquierda a interponer la millonaria demanda. Qué valor puede tener un bebé hablando en plata? Conozco el listado del precios de brazos y piernas, quizá por analogía podríamos recurrir al precio de un no nato, doblándolo proporcionalmente hasta alcanzar la edad en la que el Centro comercial podría tener bebés a la venta.

Y si nuestro día a día fuese en ese gran país, seguro que encontrábamos una sentencia del Estado de Illinois, que nos garantizaba una suculenta recompensa.

Un día fui a una boda, esa mañana mi madre me contó espantada que había soñado que me hacían la prueba de la rana y esta daba positivo. No recuerdo si la prueba provocaba la muerte del animalito, si así era menudos bestias éramos.

En 35 años no he matado jamás a una rana y sí el precio de la muerte del bichito es tener que renunciar a un cosmopólitan bien frío. Va a ser que me quedo con el cosmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario