sábado, 17 de octubre de 2009

Hoy he iniciado los trámites para hacer un pacto con el diablo, espero que en las cláusulas accesorias haya algo que indique que no envejeceré en estos 30 años.

Cuándo un tío me mira en la calle, tiendo a comprobar que llevo la cremallera del pantalón subida, como de camino al banco no llevaba música me he puesto a analizarlo, iba tan concentrada en el tema, que me he dado una hostia contra la puerta de un coche que aún me duele.

Por lo que no tengo conclusiones de mi TOC cremallera, pero sí un moratón considerable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario