martes, 26 de enero de 2010

Querré zapatos nuevos pero jamás volveré a querer a un hombre.

Lo convencí en que sería capaz de provocar que me dejará en 10 días, como la peli aquella tan divertida, he roto el contrato ni idea de cuantas citas van aunque soy consciente de que no muchas, pero sí más de 10.

Me gusta este nuevo contrato de 50 citas con el plus de 2 más por cada vez que no nos vemos.

Espero que cuando aparezca TQ no lo cambie todo con horribles obligaciones y seamos capaces de ser individuos independientes y no nos creemos absurdas obligaciones por la maldita palabreja. Sinceramente espero no querer nunca más pero sí amar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario