miércoles, 27 de enero de 2010

Llamadas de media tarde.

Es curioso todo lo que se puede hacer por teléfono, desde que se inventó el mundo se hizo un poco más pequeño para algunos afortunados. Hoy podríamos introducir todo el planeta en uno de esos mundos nevados, que por cierto, jamás he tenido uno y es la típica cosa friqui que mola tener. (anotación interna: el prox viaje que haga me traigo uno).

Iniciando mi encuentro con los sueños me hallaba tranquilamente en mi sofá, con mi pepito (ok es la cobaya) sobre mi pecho dándome calorcito y dejándome el jersey lleno de pelos. ja ja ja.... Y de repente: rang!!!!! rang!!!! rang!!!!

La señora de la casa, decía una voz con acento desconocido, a lo que yo respondí presente, bien Sra. le comunico que estamos realizando una oferta muy beneficiosa para su futuro, ah sí! respondo yo, sí Sra de la casa. Tiene usted póliza de decesos. (dios quiero dormir y no, no me apetece hablar de eso) Pues no Srta yo quiero ser quemada y eso cuesta 1.000 eur con estampitas incluidas. Por un momento ha habido un silencio incómodo, supongo que no se esperaba esa respuesta. Bien Sra de la casa, pero no es necesario pagar eso de golpe lo puede pagar en cómodos plazos de forma mensual y además tenemos algo que le va a resultar muy, pero que muy interesante. Cuenteme Srta que me muero por saberlo (ja ja ja). Pues nuestra póliza incluye un extra que resulta que si tiene el deceso fuera de su país nosotros nos encargamos de todo. Dios estoy impaciente por probar ese servicio y me has dicho que se encargan de todo???? Osea que me puedo morir bien tranquila aunque muera ahogada en el Cabo de Hornos tras un huracán y haya sido consumida por algún bicho?, silencio incómodo de nuevo...

Bueno chata gracias pero creo que con mi plan ya me va bien.

1 comentario:

  1. Voy a hablar con Buenafuente para que te abra una sección de ocurrencias en su programa!!! seguro que triunfais juntos. Me parto, y en horario laboral, aún más. María Canals

    ResponderEliminar