lunes, 11 de enero de 2010

lo que está aquí se queda.

Me niego a borrar las entradas existentes, siento hacer daño con mis escritos, no es ni por un segundo mi intención. Ya he creado un nuevo blog en el que seré más yo que nunca.

Gracias Emilio por asegurarme un coma etílico para olvidar las penas.

Dolor: estar frente a una de las personas que más quiero en este mundo, querer saltar sobre la mesa para abrazarlo y que la situción actual no me lo permita. Se puede sentir más dolor.

Hacer daño: hacerlo de forma insconsciente, jamás quise herir más de lo necesario a la persona que me ha acompañado durante estos últimos 13 años. Con mi ex he compartido demasiadas cosas.

Un día la profesora de Yoga me dijo que le encantaba mi cara de felicidad cuando hacía meditación, mi cara de felicidad sólo eran mis pensamientos. Pensaba en mi marido abrazándome. Con él aprendí a ser una persona mejor y lo amé por ello, las cosas se acaban y mi caso no iba a ser una excepción, aunque siempre pensé que envejecería a su lado y también durante unos años albergué el deseo de ser madre a su lado. Que mejor padre que el, la persona más buena y con más paciencia del mundo y que encima me quería y me aceptaba tal y como soy. Con él descubrí la felicidad de la navidad, el encanto de una vida tranquila y llena de amor.

Lo siento, siento que mi camino haya avanzado hacia otra lugar en el que ya no estás tú. Pero me conoces y sabes que siempre te amaré.

LO SIENTO. (JOPETAS Y YO SIN EL MALDITO RIMMEL WATHERPROFF) LO SIENTO SI NO TERMINABA ASÍ NO ERA YO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario