sábado, 23 de enero de 2010

Tengo el control de mi vida.

Por supuesto, tengo un mando a distancia para la tele, otro para el equipo de música y otro para mi vida. Y por mucho que me insistan jamás dejaré ninguno de mis mandos.

Se presenta la sargenta chusquilla Malsofrida para servir en lo que me manden y yo opte por hacer.

Pero realmente tengo el control de mi vida? ahora creo que ahora, sí que lo tengo. Oh Yeah.

No hay comentarios:

Publicar un comentario