martes, 12 de enero de 2010

Tengo hambre pero no tengo ganas de comer y como soy tan vaga estoy casi segura que esta noche no cenaré. ja ja ja

No hay mal que por bien no venga, beberé zumo de naranja que es algo que me sacia bastante y así no tendré que esforzarme en masticar.

A veces comer puede resultar realmente divertido. Introduces el alimento en tu boca y lo saboreas, descubriendo nuevos sabores y aromas. Me encanta cuando el menú es exótico, la mezcla agridulce puede resultar escandalosamente deliciosa.

Por esta razón siempre he querido visitar la India.

Sexy Sadie en una tarde lluviosa. Nena rompiste las reglas, te las ingeniaste para que todo el mundo lo viese. En el fondo siempre he deseado ser como ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario