viernes, 22 de enero de 2010

Y si todo lo que das no lo pierdes.

La vida se supone que es un gasto a fondo perdido o quizá no. Cada vez que me caigo aprendo a esquivar la traba para la próxima ocasión, aunque a veces me caiga de forma consciente y premeditada, sabiendo que tampoco es tan complicado volver a levantarme. Pero.... Y si un día me caigo y soy incapaz de volver a levantarme sin ayuda??? ahí lo tendría realmente jodido, con lo que me gusta a mí decir puedo sola, de verdad NO ME AYUDES JOPETAS. ja ja ja.

Ayer fui a una exposición temporal de Dalí, todos conocemos sus mundos de locura y nos maravillamos ante ellos, no sé si los promotores de la exposición lo han hecho a proposito o si es una cosa espontanea, pero entre la quietud del lugar había un señor que daba vueltas a paso de marcha militar, daba la vuelta a toda la exposición desaparecía durante unos segundos y volvía a aparecer, pronto la exposición dejó de tener interés y mi único aliciente de continuar allí, era cronometrar al señor de las vueltas. Ja ja ja, tardaba 50 segundos exactos en dar cada una de sus vueltas.

Al salir de la exposición lo paré para preguntarle dónde estaba los servicios, cosa que me indicó. Yo alcé mis brazos en señal de victora y seguí sus indicaciones. No quería ir al baño sólo romper su bucle, cosa que conseguí de forma satisfactoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario