viernes, 19 de febrero de 2010

estupideces que hacemos

Cada día pesaba más su bolso de mano, se había creado tantas necesidades.... Un día se hizo un corte en su oficina con un folio cabrón y a partir de ese día también llevaba un pequeño neceser con alcohol y tiritas, llevaba el maquillaje para posible retoques que jamás se hacía, un paquete de pañuelos de papel por si se acababa el papel en el baño o le atacaban las lágrimas de forma repentina. El cargador del móvil aunque sólo lo necesitó en dos ocasiones. Un día perdió el bolso, ante el pánico de la situación comprobó que la cartera la llevaba en la chaqueta. Cuando tuvo que caminar por la calle, se sintió desnuda, pero poco a poco se dio cuenta que caminaba ágil cual gacela, era una mujer liberada que corrió rápidamente a por otro bolso.

otra estúpida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario