domingo, 21 de febrero de 2010

OBJETIVOS.

La vida es interesante, a veces haces cosas para conseguir algo que piensas que te dará la felicidad, pero cuando llega la recompensa del esfuerzo, descubres que esa felicidad es efímera o simplemente no existe, tienes otra cosa que guardar en el armario o en la memoria como meta conseguida pero nada más. Lo que sí que me da la felicidad es el camino para conseguir algo, la carga de adrenalina que hace que tu cuerpo, tu mente o tu espíritu sean capaces de superar cualquier obstáculo para conseguir un objetivo. Y en definitiva esa es la vida para mí, el proceso de la consecución de objetivos, no conseguirlos.

Disfruto de ir en coche los días de lluvia, me entretienen mucho las gotas que se unen y se separan según el momento y ver lo resistentes que son ante el viento y nuevas gotas que las intentan reemplazar o fundirse con ellas, a veces son grandes después de dividen y se vuelven a unir con otras nuevas o viejas. Yo disfruto de verlas, como un gato ante la evolución de una mota de polvo. Mis dedos en el cristal acariciándolas. Siempre las cosas sencillas son mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario