sábado, 13 de febrero de 2010

Pues nada

Hoy tendré que cambiar por segunda vez la maldita estufa de parafina y estoy que hecho humo!!!!!

pero realmente no es eso lo que me tiene cabreada, me cabrean las decisiones que tomé en su día a partir del compromiso de otras personas, soy consciente de lo persuasiva que puedo llegar a ser, pero, JODER, cada cual tendría que ser responsable de sus decisiones.

Cuando estudias psicología, supongo que la primera lección es echarle la culpa al de al lado, pero tendríamos que ser coherentes, a mí nadie me apuntó con un fusil para que me metiese un cigarro en la boca, siempre había ido con gente que fumaba y un día decidí probarlo y disfrutarlo. Por lo que parece estoy entrando en una temporada de recesión de marchas y todo eso, que suelen ser los momentos que aprovecho para dejar de fumar y quizá a la tercera sea la vencida y no vuelva. Ya se me han acabado las excusas para no dejarlo. TODO SEA POR UNA BUENA CAUSA, QUE MI PIEL SIGA RADIANTE.

Ja ja. Mientras escribía esta tontería me ha llamado mi niño del alma y mejor amigo desde hace mil años, de un tiempo a esta parte tengo un personajillo que me echa en cara que cuando quiero dejar de hablar por teléfono empiezo a decir, bueno pues nada. Por primera vez he sido consciente de lo mal que queda. Le he soltado a mi niño, bueno pues nada te espero en casa y el se ha quedado un tanto parado, pero ha contestado, vale pues nada, ahora voy.

ja ja ja. MHCM: a veces no te soporto, pero extrañamente.... waiting just for you.!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario