sábado, 6 de marzo de 2010

te haces viejo de repente.

Soy consciente de que dejar de tener la piel de los 18 es duro, es uno de los síntomas de madurar. Pero qué es más importante, una piel con arrugas o una cara que no transmita nada????

Acabo de ver a Carmen Sevilla, esta mujer tiene la cara tan estirada que ya no es ni sombra de lo que fue un día.

Supongo que estoy en una edad aún buena y mi piel aunque algún retoque no le iría del todo mal, la verdad es que está de fábula. Me gusta ver las arruguillas de expresión que me salen cuando hablo o rio. Me gustan la arrugas ajenas, mientras la piel esté hidratada, alguna arruga no viene del todo mal, imprimen personalidad y pueden llegar a ser muy seductoras.

Un detalle: si ya no bebo vino añejo y no estamos en época de tintos de verano, que bebo ahora???. Ah sí. Martíni Blanco. Sencillo a la vez que sofisticado y sobre todo dulce. mmmmmm.

1 comentario:

  1. opino que no es así... la madurez va creciendo poco a poco dentro de ti.. te vas volviendo mas sabio, poco a poco, y en tu cara va quedando reflejado ese estado de madurez y conocimiento... las arruguitas son eso, marcas que indican ese estado.. (y uno se va sintiendo mejor cada dia)

    ResponderEliminar