lunes, 26 de abril de 2010

INVENTANDO HISTORIAS

Cuando abrí ese libro supe que era el, su olor me llevó a mi infancia, esa que hace tiempo fue en busca de libertad mientras yo, ser ignorante, me iba aferrando a todo el materialismo que en realidad no necesitaba.

No era más feliz por comprarme coche un nuevo cada dos años, la emoción que embargaba mi ser al sacarlo del concesionario era fugaz, ya no había nada que realmente llenase en mi vida.

Mi marido.... ese hombre perfecto que jamás me quiso y al que jamás amaré, mis hijos, mis perlas era lo único importante en mi vida, pero apenas podía estar con ellos, debía centrarme en el trabajo para poder tener el ritmo de vida que siempre quise tener y que jamás pensé que fuese tan vacío.

Ahora estoy en mi coche, cargado de sueños, decidí dar las cosas a los pobres, en una canción de Lennon, Yoko le decía que cuando te mueres lo único que te llevas es el alma. THINK!!!! Pensé durante años, abrí la jaula de oro. Soy libre, tengo mi libro y mi vida.

Tanto que aprender, tanto que vivir....

No hay comentarios:

Publicar un comentario