jueves, 1 de abril de 2010

ROMPER

Por qué nos resultará tan liberador romper alguna cosa cuando nos sentimos frustrados? será nuestro yo animal al que solemos tener bajo control, esperando a salir a la superficie en un momento de debilidad?
Hace tanto tiempo que no rompo nada por ira que me apetece coger algo absurdo y hacerlo añicos, yo no haré algo tan absurdo, hace tiempo que no siento ira por nada, la apatía se apodera de mi vida por momentos.

Ayer pasé la noche con las chicas y tras un descanso necesario de 4 horas he vuelto a estar con ellas durante todo el día. Es curioso que mi cuerpo fuese como una destilería y llegase a casa sobria, hacía tanto tiempo que no tenía una cita con Lura, en realidad fue una sorpresa, me llamaron de repente para cena y copas, Lura y yo acabamos en nuestro club preferido bailando las mismas canciones de antes de su marcha, hace dos años, cuando decidió poner rumbo hacia otras tierras y dejar la roquita. Va bien tener una amiga que viva en Londres pero, se la echa mucho de menos por esta tierra. Supongo que lo de saltar sin parar es una buena razón para llegar sobria a casa. Lo mejor de la noche fue la conversación profunda sobre el rumbo de mi nueva vida. Al fin tendría que ser lista y no esperar peras de los olmos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario