jueves, 15 de abril de 2010

tiempo de espera

Supongo que la imagen de pocas luces que proyecto no tiene nada que ver con mi interior, pero creo que hay cosas que no se pueden mostrar hasta el polvo número 564.

Me imagino la escena fumando el cigarrito de rigor en la cama, exhausta, diciendo querido antes era un hombre y sinceramente ahora sé que fue un desperdicio no donar mi pene para que alguien como tu lo aprovechase.

Hoy le he confesado a mi chico de los cafés que aunque el ansía por tenerlos en mi mesa se apodere de mí, en realidad me incomoda atender a chicos guapos, a mí me gusta mirar a los ojos de la gente, pero cuando son guapos, dios la vergüenza se apodera de toda yo.... no puc, no puedorrrr. Entonces me ha contestado, tia me acabas de tirar la autoestima por los suelos... ahora sé que sólo me quieres para fumar....

No hay comentarios:

Publicar un comentario