lunes, 3 de mayo de 2010

De vuelta a la realidad

Mis estadísticas van viento en popa a toda vela.

Sigo escuchando YOU GOT THE LOVE.....

y no encuentro mi cupón de la once para comprobar si tengo que seguir siendo pobre o irme a vivir a Manhattan. Ok, soy pobre pero rica en espíritu....

La felicidad suprema existe en forma de chaqueta, es bonito cuando vez algo colgado en una percha y no piensas ponertela ya que das por hecho que te vendrá pequeña. Esa felicidad de la que hablo es cuando te la pones y descubres que te viene grande.... Bueno un poco. ja ja ja.

Hay cosas en esta vida que no sabes lo que las echas de menos hasta que las vuelves a practicar y no hablo de sexo, ehhhh??, hablo de la sensación de volar. Jamás entenderé como a un mujer con vértigo le gusta tanto el despegue. O con miedo a la velocidad le gusta tanto la violencia de la velocidad sobre todo si voy en la última fila que notas como el culo del avión se va hacia los lados. Pero para mi desgracia los pilotos ingleses no son nada violentos, despegar en un Airbus a 19 es como hacerlo en un ATP. Tengo ganas de la sensación de quedarme pegada al asiento, con tal violencia que no pueda moverme. Supongo que deberé hacerme astronauta.

Esperando nuevas sensaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario