sábado, 19 de junio de 2010

que

esperar cuando ya no queda nada por lo que continuar esperando. Las palabras se las lleva el viento aunque sean por escrito....

Ya no quiero luchar,
ya no quiero tu paz.
quité la bandera blanca de mi puerta.
rompiste mi silencio
como se rompen las gotas de lluvia
en el retrovisor de mi ford
por muchas batallas que ganase
y muchas veces cayeras....

tu luz seguía siendo la magia
como un rayo que se desliza por mi cuerpo
como la lluvia que rebota sobre mi cara.

te enterré tantas veces
te vencí en mi imaginación
y te enterraba
resultaste ser peor que jesucristo
tan resistente, tan fuerte
sólo debías ser
una simple muesca en mi cinturón

no más magia
no más luces
no más rayos
no más lluvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario