viernes, 23 de julio de 2010

historia de un tumbet


Un buen tumbet, lleva.... patatas, lomo de cerdo, pimientos, berenjenas y tomate frito, a mí personalmente me encanta ponerle también calabacín.

Me encanta cocinar, pero cuando llevas 3 horas en la cocina te dan ganas de meterte un arma de destrucción masiva en la boca. Por hoy será un martini.

La buena ama de casa sabe que para recibir invitados todo debe de estar en su punto, osea cambiar el caos por el orden. Me pregunto que pasa cuando la perfecta ama de casa se acuesta la noche anterior a las 02:30h y se levanta super pronto para trabajar, pero claro cualquiera volvía a casa antes, pasandolo en grande fuera de casa. Pues eso, mientras se iba friendo la patata, he arreglado las cosas de los bichos, mientras se freían los bistecs, el baño. Después me he ido a depilar que una tiene que estar fantástica siempre, esta semana en el trabajo llevaba un vestidito de princesita, (un cliente me dijo eres tan guapa que pareces una muñequita.... no, si al final va a resultar que voy al trabajo a ligar) y cuando levantaba los brazos era todo un drama, parecía tener ascendencia Alemana. Una vez listo eso a seguir con las putas frituras.....

BON APPETIT. NO VUELVO A HACER TUMBET EN UN MALDITO AÑO.

1 comentario:

  1. Si el Tumbet era el del sabado estba buenisssimo.

    ResponderEliminar