viernes, 2 de julio de 2010

La vida

La vida es como un pasillo de cereales.... Está llena de sabores por descubrir.

Pero que hacer ante eso, como te puedes centrar en algo, vamos a toda prisa para poder soltar nuestra dosis de endorfinas diaria sobre cualquiera que se nos cruce en el camino. No hay tiempo para ser románticos ni para vivir grandes historias de amor, el amor, un valor a la baja, dura lo que dura un café. Buscamos la compañía de amigos para obtener lo que anhelamos, anhelamos la complicidad con alguien especial, anhelamos tantas cosas, pero cuando hablas con amigos descubres que fue bueno decidir que esa persona que quedase en la zona gris y no llegará a buen puerto.

CAOS, CAOS, CAOS. La vida se ha convertido en eso, la búsqueda de algo que ni siquiera sabemos, culpando a los hombres de algo que nosotras, también hemos aprendido a hacer con gran soltura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario