lunes, 26 de julio de 2010

Y como decía A HA

El sol siempre brilla en la televisión.

Os habéis fijado en las casas de los pobres, siempre deseé ser una pobre de queens de los de la tele. Es que hasta los sin techo lucen glamurosos, (vease Bruno). El mundo de fantasía no cesa, de cada vez todo es más y más maravilloso, que te ponen un dramón de la leche, lo aderezan con buena BSO y lugar idílico y ya está, lloras con la historia pero lo haces viendo buenos exteriores. Para mí uno de los mayores dramas en el mundo del cine es que seas bajita y te toque actuar toda la peli con una plataformas de 13 cm. Ok, la mitad de tomas irás descalza, pero seamos realistas si subes una montaña con manolos y te graban de lejos y necesitas 15 tomas ya que el director es un cabrón exigente, ex miembro de la hermandad de misogenos del mundo jamás serán vencidos... ESTÁS JODIDA.... Y encima está la falta de compromiso que tienes la protagonistas, mujer que es abandonada ya sea de verdad o sólo por viaje de negocios del hombre de la casa, y estás que deben de ser las mismas locas de las compresas, salen de casa, con nocturnidad y alevosía en busca de su hombre. Las americanas suelen venir a Europa, supongo que en las versiones Europeas saldríamos pitando hacía las tierras del oeste o quizá áfrica, que sé yo. Bueno a lo que iba que para variar se me va la pinza. Pues eso, las mujeres tenemos un compromiso de la leche, siempre encontramos un alma cándida del sexo masculino que nos acompaña en la búsqueda o recuperación del macho men, un tío al que no soportamos, pero que cuando quedan 10 min para acabar el filme, estas tontas descubren que es el hombre de su vida y no esa persona que han estado con ellas los últimos 10 años.

Mensajitos de estas pelis.

Hombres no os vayáis de viaje.
Mujeres, realmente estabais enamoradas, el amor creo que es un vínculo más fuerte que cuatro mariposas mal puestas en el estómago.

Y los más triste de todo..... Salimos del cine encantadas de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario