sábado, 17 de diciembre de 2011

De nada.

De verdad, no lo intentes más, en realidad te estoy haciendo un favor. Piensa un poco ahora estamos un poco bebidos, te voy a ahorrar la extraña sensación de despertar junto a una desconocida, ese momento en el que tienes la obligación de decir: qué tal has dormido?, cuando en realidad lo único que quieres es hacer un agujero y meter la cabeza dentro. También te ahorraré la despedida en la que por no quedar mal me dirás que me llamarás, cuando finjas que coges mi phone (seamos realistas no tienes ni idea de como funciona tu iphone), piensa que si no te vas conmigo ganaras mucho, además podrás experimentar con tu mano.

él: yo no creo que piense nada de eso bonita.

Yo: supongo, pero, en realidad, yo no voy tan bebida y aún es demasiado pronto para decirle que sí a alguien como tu.

jueves, 15 de diciembre de 2011

de colores

Recuerdo lo sencillo que era todo tiempo atrás, cuando la enseñanza que nos llevábamos de clase era el fascinante descubrimiento de mezclar el amarillo con el rojo. Que bonita es la vida del estudiante, un amigo me comentó la otra noche que un profesor suyo le decía que era la profesión más sacrificada del mundo, puesto que un estudiante, se sacrifica mientras se dedica al estudio y cuando no lo hace se siente mal por no hacerlo. Resulta imposible ver una película tranquilamente sin que te aceche esa punzada en el estómago recordándote que deberías estar frente al libro. Después iniciamos un concurso en el que debíamos responder sinónimos de pene y ahí empezó la tortuosa noche de pensar que al día siguiente no seríamos capaces de abrir un libro.

Estudiar, eso voy a continuar con el estudio, la mezcla del fosfi amarillo con el rosa ha sacado a la luz el naranja y mis recuerdos de la infancia. Y ahora me siento culpable, qué cosas.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Androfobia?

Esas curiosidades que tiene una pendientes de resolver en algún momento de su vida.

He pensado, si la misoginia es odio a las mujeres, cúal es la palabreja para el odio hacia los hombres y sobre todo por qué no la conozco.

Se trata de androfobia.
Andro del griego referido al hombre, bueno todos sabemos lo que significa fobia, pero yo no buscaba la palabra que describiese la aprensión a los hombres más bien, el odio. Por lo que veo está claro que no podemos odiar a los hombres ni en la RAE.

Esta semana he tenido que escuchar por trigésima vez la historia de los hombres que son incapaces de decir, nena estás muy buena y sólo te quiero para que me hagas compañía (follar, follar, follar) mientras espero el amor verdadero. Es que entre que no son claros hablando y la necesidad que tienen de sentir calor humando tras un orgasmo las mujeres nos confundimos y nos acabamos imaginando cruzando un pasillo con un vestido blanco.

Aunque bueno, las mujeres tenemos un tanto de culpa al fantasear, maldito Disney y sus cuentos.

CEM maravillosas iniciales, un año y enamorados!!!!!


miércoles, 1 de junio de 2011

SMOKING OR NOT SMOKING, THAT'S THE QUESTION

Y aguantando con las manos la cara huesuda que antaño lucia unos rosados mofletes, a modo de calavera, me planteaba:

Realmente vale la pena el esfuerzo de dejar de fumar... soy consciente de que vivo al margen de la sociedad, que el malboro está por las nubes y que el año pasado tuve que superar 2 bronquitis. Pero cuesta horrores, la primera semana es fácil, el mono es físico te mareas y tienes sudor frío, pero cada día que superas es un orgullo y eso te da fuerzas para continuar. (nota: una compañera al ver mi estado de ansiedad del segundo día sin fumar me dijo, realmente estás segura de que este sea el momento adecuado para dejarlo).

Estoy en la segunda semana sin cigarrillos, y resulta que esta es peor que la primera, ya no tengo mono físico, pero mi mente me juega malas pasadas para que encienda un cigarrillo. Venga tonta sí sólo será uno, para calmar la ansiedad, que te va a pasar, cuando estas jugadas no funcionan, me monto pajas mentales para necesitar relajarme con un cigarrillo.

Esta mañana ha ganado mi mente, como una adicta, que es lo que soy e intento reformar, he buscado el paquete de malboro que sabía que tenía escondido en algún sitio de mi casa. He abierto cajones, revolviendo el interior, he mirado en los bolsillos de los abrigos de invierno (sí, soy un desastre, como anécdota decir que un día me encontré un billete de 5000 ptas en un abrigo que hacía tiempo que no usaba, llegué a esta conclusión ya que hacía tiempo que el euro circulaba con normalidad), pues eso que era bien posible que encontrase un paquete, no había cigarros pero sí muchos encendedores, de esos que cuando necesitan no encuentras.

Pero al final sí he encontrado un paquete de tabaco, estaba sin abrir, lo he tenido entre mis manos, lo acariciaba mientras analizaba la situación. Llevo 10 días sin fumar y aunque piense que sólo será uno, he de ser consciente que nunca es sólo uno. He pensado en tirar el paquete de tabaco, en regalarlo, al final he decidido dejarlo en el mismo sitio, dentro de mi bolso marrón.

Hoy no fumaré, no sé que pasará mañana o en un mes. Me centraré en hoy en acumular fuerzas para seguir diciendo no a esta terrible droga.